UpperTurnos

La empresa Apple trabaja en un servicio que les permitirá a los médicos acceder a la información médica de sus pacientes a través del celular.

El proyecto se llama HealthKit (kit de salud) y se está llevando a cabo en coordinación con centros médicos tales como Mount Sinai, Cleveland Clinic y Johns Hopkins. Este proyecto se presenta como una revolucion que cambiará la relacion entre medicos, hospitales y pacientes

Si bien las negociaciones pueden no llevar a nada concreto, sí han puesto de manifiesto cómo la firma de la manzanita pretende poner información de salud, como tensión arterial, frecuencia cardiaca y peso, a disposición de los profesionales de la salud y consumidores.

En otras palabras, la herramienta permitirá que la información esté siempre a la mano del paciente y, por supuesto, de su médico.

Actualmente, estos datos se recogen en miles de aplicaciones de software y en dispositivos médicos, pero no están centralizados. Apple se aseguraría de llevar todo a un único sitio, que con toda probabilidad sería su iPhone.
La razón por la que el sistema probablemente no se extenderá de inmediato a los iPads es, dicen los expertos, básicamente un tema de seguridad.

Las últimas versiones del iPhone tienen sensores de huellas digitales, lo que constituye un mejor seguro para sus registros médicos, que, por ejemplo, la clave de cuatro dígitos de su tableta.

Apple pretende que HealthKit se convierta en un pilar del cuidado médico móvil, un campo fértil que rivales como Google y Samsung ya están explorando. “Apple está entrando en este espacio con un dispositivo de datos”, dijo el analista de salud de Forrester Research, Skip Snow. “Quieren ser un eje en la información sanitaria”, aseguró.

Pero algunas aplicaciones de HealthKit podrían suponer un problema debido a una serie de requerimientos de privacidad y regulaciones y muchos sistemas tecnológicos antiguos, dijo Morgan Reed, director ejecutivo de ACT, una organización que representa a desarrolladores de aplicaciones para móviles.

“Todo el mundo está llamando a la puerta –dijo–, pero dudo de que HealthKit funcione con todos los sistemas existentes”.

Los desarrolladores sanitarios dicen que Apple no será inmune a los retos a los que se han tenido que enfrentar durante muchos años en un sector tradicionalmente conservador y reacio a grandes cambios, como el de la prestación de servicios de salud, empezando con asegurar la privacidad del consumidor.

Junto a la desconfianza de médicos y consumidores, Apple tendrá que lidiar con requerimientos de reguladores de agencias y departamentos federales de EE. UU.

El promotor de la digitalización sanitaria Rock Health calcula que al menos media docena de oficinas gubernamentales pueden intervenir en alguna faceta de la tecnología móvil sanitaria.

Una vez resueltos los retos de su arranque, Apple espera que los médicos usen la información para ver la situación de los pacientes entre sus visitas, para mejorar sus diagnósticos y toma de decisiones sobre tratamientos.

Si bien las negociaciones pueden no llevar a nada concreto –en ocasiones ocurre que desarrollos de punta de firmas como Apple no pasan de la etapa conceptual– sí han puesto de manifiesto cómo la firma de la manzanita pretende poner información de salud, como la presión sanguínea, el pulso y el peso a disposición de consumidores y profesionales de la salud.

Aunque la empresa no ha informado muchos detalles de este servicio, se espera que una versión inicial se incorpore al iPhone 6 cuando sea lanzado el próximo septiembre.

 

Gentileza: El tiempo

Posted by Andrea Wednesday, August 20, 2014 11:28:00 AM Categories: Historias clínicas Salud Tecnologia

Comments

Comments are closed on this post.